Anatomía de los Sistemas Automáticos

Seguramente a estas alturas, la mayoría de las personas que están familiarizadas con la inversión en productos derivados, habrán oido hablar en mayor o menor medida sobre los Sistemas Automáticos de Trading, producto ofrecido por iBroker dónde sus clientes disponen de más de 1.500 estrategias de inversión 100% automáticas, verificadas por iBroker y activables con un solo “golpe de click”.

En el siguiente artículo vamos a profundizar en las entrañas de estos Sistemas Automáticos, con el objetivo de facilitar su comprensión y dar respuesta a una serie de preguntas básicas:

¿Qué son los sistemas automáticos?
¿Como funciona un sistema automático?
¿Qué tipos de sistemas automáticos existen?
¿Quién crea los sistemas automáticos?
¿Como verifica iBroker los sistemas automáticos?
¿Como puedo crear mi primer sistema automático?

¿Qué son los sistemas automáticos?

Una buena definición de lo que en iBroker consideramos Sistema Automático es:

Programa informático suscrito al market data de un instrumento financiero, que opera de forma autónoma con el objetivo de obtener un rendimiento económico en cuentas de gestión discrecional de cartera orientadas al inversor retail.

Es obvio que es una definición muy generalista, pero a diferencia de lo que en otros entornos financieros (p.ej. en trading institucional) pueden considerar sistemas automáticos, en iBroker queremos poner el énfasis en 3 puntos:

  1. Instrumento financiero:  Un sistema automático está suscrito al market data (precios y volúmenes de ejecución en tiempo real) de un instrumento financiero. En caso de iBroker, soportamos más de 20 contratos de futuros (índices, materias primas, etc.,). Cada sistema solamente puede comprar/vender contratos del símbolo para el que ha sido diseñado.
  2. Operativa autónoma: Nunca, y repito, NUNCA un sistema automático opera con intervención humana. El programa debe tomar las decisiones de inversión de forma 100% automática.
  3. Cuentas minoristas: Los sistemas de iBroker están diseñados para tamaños de cuentas retail (inversores individuales). Al ser un producto complejo y de alto riesgo se comercializa bajo un contrato específico de Gestión de Cartera, y el inversor debe cumplimentar tests de idoneidad y conveniencia, asegurando así que conoce los riesgos y que tiene la experiencia y los conocimientos necesarios de mercados financieros para operar este tipo de producto.

Así es como se representa un sistema automático en iBroker.es:

Ficha de Sistema Newton Nasdaq en iBroker.es
Sistema automático Newton Nasdaq en iBroker.es

Ésta página web, que llamamos ficha de sistema, contiene toda la información posible para que los clientes puedan evaluar si el sistema cumple sus requisitos de riesgo/beneficio:

  • Capital requerido/sugerido
  • Histórico de operaciones (simuladas y verificadas iBroker)
  • Métricas de performance

¿Como funciona un sistema automático?

Los sistemas son programas informáticos cuyo único input es el market data.

Este market data no es nada más que el flujo de operaciones de compra/venta (también llamados trades o cruces) del instrumento en cuestión. El precio del último cruce (last price) es el que usamos como referencia para determinar el precio del instrumento.

Como este flujo de precios puede ser bastante grande, suele “resumirse” visualmente en forma de gráfico de velas:

(Ejemplo futuro de IBEX-35 – velas de 15 minutos)

El gráfico de velas “puro” muestra los precios Apertura-Máximo-Mínimo-Cierre y el Volumen (OHLCV – open-high-low-close-volume) de cada período/vela, aunque lo realmente interesante es completarlo con indicadores técnicos.

Estos indicadores son cálculos realizados sobre los datos OHLCV que nos ayudan a analizar e interpretar el mercado y forman la base del análisis técnico.

Cada sistema automático usa un conjunto de reglas simples (e inamovibles) basadas en análisis técnico, que determinarán en qué situación comprar y vender contratos.

Ejemplo de reglas de un Sistema Automático

El ejemplo más común de indicador técnico son las medias móviles, que a través del promedio de los precios de cierre nos permiten analizar tendencias.

 

El patrón de análisis técnico Golden Cross (link en inglés), sirve para detectar tendencias alcistas. Se basa en el uso de dos medias móviles, una con un período corto (media rápida) y la otra con un período más largo (media lenta).

Cuando la media rápida cruza por encima de la media lenta se considera una señal alcista. Nuestro sistema compraría un contrato en este punto, y lo vendería cuando la media rápida cruce por debajo de la media lenta de nuevo:

 

 

Simulación histórica (Backtest)

Una vez tenemos claras las reglas de nuestro sistema automático,

  • ¿Como podemos saber si obtiene buen rendimiento?
  • ¿Como analizamos su comportamiento en distintas fases de mercado?

Para dar respuesta a estas preguntas, debemos aplicar rigurosamente las reglas del sistema sobre datos históricos fiables. A este proceso se le llama Backtest.

Por suerte, los entornos de desarrollo de sistemas automáticos cuentan con motores de backtesting muy potentes, que nos permiten fácilmente simular años de mercados en cuestión de pocos segundos.

El resultado del backtest se asemeja mucho a la ficha de sistema de iBroker.es, con toda la información necesaria para saber cómo se ha comportado el sistema en el pasado.

¿Qué tipos de sistemas automáticos hay?

Podemos clasificar los sistemas basados en análisis técnico en las siguientes categorías:

  • Tendenciales: Sistemas que intentan sumarse a la tendencia actual del mercado. También se denominan sistemas Momentum
  • Contra-tendenciales: Sistemas que toman la posición contraria a la tendencia actual, esperando que el mercado haga una reversión a la media. También se denominan sistemas Mean-reversion
  • Breakout: Sistemas basados en soportes y resistencias, esperando movimientos bruscos favorables cuando el mercado alcanza los niveles identificados.
  • Otros: Por supuesto hay sistemas que no caben en ninguna de éstas categorías, bien porque usan reglas que no se fundamentan en el análisis técnico o porque usa una combinación de los mismos.

Los mercados de futuros financieros tienen cierre de sesión, por lo que puede provocarse un gap (salto en el precio) en la apertura de la siguiente sesión. Podemos hacer otra clasificación más objetiva según si los sistemas dejan posición overnight o no:

  • Continuos: Pueden mantener posiciones abiertas durante días.
  • Intradía: Siempre, SIN EXCEPCIÓN, llegan al cierre de sesión con la posición cerrada.

Los sistemas Intradía no tienen riesgo de gap porque nunca dejan posición abierta durante la noche (mientras el mercado está cerrado). Por este motivo  requieren menos garantías para operar que los sistemas continuos.

¿Quién crea los sistemas automáticos?

Debido que un sistema automático es esencialmente un programa informático, requiere una mínima habilidad técnica para trasladar el conjunto de reglas de trading a un código fuente que pueda ser interpretado por un ordenador. Esta es la razón por la cual llamamos a la gente que crea sistemas automáticos desarrolladores.

La complejidad del proceso de desarrollo de sistemas automáticos ha decrecido los últimos años con la aparición y mejora de plataformas comerciales exclusivamente diseñadas con este fin (Ver ¿Como puedo crear mi primer sistema automático?).

La publicación de nuevos sistemas automáticos en iBroker.es es totalmente gratuita, y los desarrolladores eligen si quieren mantener el sistema privado (para uso personal), o si quieren alquilarlo a los clientes de iBroker.es y sus asociados a cambio de una licencia mensual.

La plataforma de sistemas automáticos de iBroker.es soporta algoritmos desarrollados con las siguientes plataformas comerciales:

¿Cómo verifica iBroker los sistemas automáticos?

Una vez un sistema automático se publica en la plataforma de iBroker.es, automáticamente empieza a ejecutarse en tiempo real en uno de nuestros servidores. A este modo de ejecución lo llamamos hipotético porque las operaciones no se envían al mercado, pero se contabilizan como si así fuera.

Esto permite ir generando estadísticas y métricas de rendimiento de los más de 1.500 sistemas automáticos disponibles, tengan o no clientes que estén usándolos en su operativa.

Volviendo a la ficha de sistema de Newton Nasdaq, podemos ver que los distintos períodos de ejecución se representan en colores:

Ficha de Sistema Newton Nasdaq en iBroker.es

  • Backtesting (blanco): El sistema no estaba publicado en iBroker, por lo que el histórico ha sido generado a partir de una simulación backtest
  • Verificado iBroker (amarillo): El sistema está publicado en iBroker y se ejecuta en modo hipotético (no hay ninguna cuenta de cliente replicando el sistema).
  • Live Trading (Verde): El sistema está publicado en iBroker, y hay como mínimo un cliente que está operándolo en una cuenta real

¿Como puedo crear mi primer sistema automático?

Desde iBroker hemos creado nuestra propia plataforma de desarrollo de sistemas automáticos TradingMotion SDK.

La herramienta es completamente gratuita para desarrolladores (incluso los datos históricos de mercados para realizar las simulaciones backtest), cuenta con una completa Guía de Iniciación,  y ofrecemos soporte técnico y atención personalizada a nuevos desarrolladores via email (sdk@tradingmotion.com)