VIX o cómo leer la mente del mercado

Si en medio de una jugada de ajedrez pudieras determinar qué próximo movimiento hará tu contrincante ¿crees que te resultaría útil? Obviamente. Y es que la información, en muchos casos, es poder. Esta nos permite adelantarnos a lo que hará quien tenemos delante y esto obviamente es una ventaja. El VIX nos ayuda a entender lo que los participantes piensan que pasará en el futuro.

Lo que dice el VIX

El VIX fue creado por el mercado de opciones de Chicago en el año 93 (CBOE) y ha pasado en 2003 a mostrar la configuración actual, ligado al S&P 500 y no al S&P100, como estaba antes. ¿Por qué decimos que nos ayuda a entender lo que piensan los inversores? Porque nos muestra la volatilidad implícita a 30 días. Esto es, cuando los inversores comienzan a esperar caídas o un probable movimiento a la baja del mercado, suelen comprar opciones put para protegerse. El VIX entonces aumenta en su precio lo cual nos ayuda a entender que la volatilidad implícita del S&P500 está incrementándose debido a ese miedo, porque piensan que el mercado caerá.

Un nivel del VIX que normalmente vigila el mercado, es el de 30. En estos casos los inversores podemos decir que están asustados. Por debajo de 20 implica que los inversores están tranquilos, se sienten confiados respecto a la evolución futura del S&P500.

De hecho, me gustó mucho el estudio que hizo Enrique Valdenebro sobre el comportamiento que tendrían dos carteras. Una utilizando la estrategia de long only y otra estando solo en el mercado cuando el VIX estuviera por debajo de niveles de 20. Estos son los resultados en una gráfica, sin entrar en más detalles. Un botón para ilustrar algo sencillo, el mercado por debajo de 20 suele confiar en que el mercado continuará con la tendencia alcista y suele ser así.

VIX por debajo de niveles de 20
VIX por debajo de niveles de 20

Como ya hemos explicado en otras ocasiones, porque el mercado piense algo no quiere decir que esté en lo cierto. Eso de “compra cuando veas sangre en las calles” sea cierta o no la atribución de esta frase al Barón de Rothschild encierra una verdad importante, el mercado no actúa de una forma racional y normalmente los excesos son eso, excesos. De tal forma que no es raro ver cómo un mercado asustado sirve para formar suelos en el mismo, premiando a quien “compró al ver sangre en las calles”.

¿Qué podemos esperar del mercado una vez que demuestre que los inversores tienen miedo de verdad? Normalmente un rebote. Aunque me gustaría que pudieras comprobar de lo que te he hablado, tenemos algunos ejemplos recientes en el S&P500 y su correlación inversa con el VIX.

 

Así que vigila el VIX para observar cuando “hay sangre en las calles” y actuar en consecuencia.