Red Eléctrica Resultados REE

El día 19 de febrero de 2018, Red Eléctrica presentó sus resultados correspondientes al cierre del ejercicio 2017, unas cifras, que en general, están en línea de lo que se esperaba en el consenso de mercado.

En un entorno de menores necesidades de inversiones, podemos destacar un descenso de la deuda financiera neta por un importe de 142 millones de euros, colocándose la cifra total en 4.792 millones de euros, así como un descenso del coste financiero medio de la deuda hasta el 2,78%, frente al 2,94% del ejercicio anterior.

Como suele ser habitual en estas ocasiones, las emisoras de radio especializadas en noticias económicas y bursátiles nos pidieron opinión y nosotros se la dimos, interviniendo en el programa “Capital” de Radio Intereconomía, de Susana Criado.

Esta publicación ha pasado más menos desapercibida para inversores y operadores, pero hay dos asuntos que van a focalizar la atención para esta compañía y para buena parte de las “utilities” en las próximas semanas:

  • En primer lugar, las decisiones que se tomen desde el Ministerio de Industria y energía, que pueden suponer una reducción progresiva de la remuneración regulada por la bajada de la rentabilidad sobre los activos regulados un año y medio antes de lo que se tenía previsto.
  • Y en segundo lugar, el efecto negativo que sobre el sector puede tener una subida de la rentabilidad de la deuda pública en los próximos meses.

Por lo tanto, no sería sorprendente que muy pronto comenzásemos a ver revisiones a la baja en los precios objetivo de los analistas.

Desde el punto de vista del gráfico podemos observar como desarrolla un figura que se asemeja a “triangulo expansivo”, y con los recortes que se han producido en las últimas jornadas lo aproximan a la parte baja del mismo, habrá que observar si desde estos niveles, frenan las caídas y se produce un rebote al alza, el cual podría ser aprovechado mediante la compra de CFDs o acciones de REE.

A pesar de ello, los resultados muestran crecimiento con respecto al año anterior, unos ingresos +1,6%, EBITDA +2,3% y un beneficio neto +5,2%, también mejora el flujo de caja por los mayores resultados, hay una mejora del circulante, así como por unas menores inversiones.

Con respecto al dividendo en efectivo hay un incremento de +7%, el cual se sitúa en 0.92€ por acción, lo que implica un 5,75% de rentabilidad por dividendo, lo cual puede ser atractivo para un inversor que invierta en base a este parámetro.

Este contenido no constituye una recomendación ni asesoramiento financiero. La operativa en productos complejos, como los derivados, requiere conocimientos, buen juicio y una vigilancia constante de la posición. Estos instrumentos comportan un alto riesgo si no se gestionan adecuadamente. Un beneficio puede convertirse rápidamente en pérdida como consecuencia de variaciones en el precio. CFDs y Forex son productos difíciles de entender, que la CNMV considera no son adecuados para inversores minoristas debido a su complejidad y riesgo.