Cómo invertir en opciones gestionando el riesgo

¿Hasta dónde puede llegar la cotización del índice S&P500?

Analizando la fase de Consolidación en los Mercados de Renta Variable USA en el índice S&P500

“Sell in May and Go Away“ es el famoso refrán bursátil que nos informa sobre el marcado carácter estacional y que los mercados de Renta Variable suelen mostrar a partir de Mayo. Vamos a valorar la situación a partir del gráfico de la cotización del índice S&P500, especialmente cuando han desarrollado una importante tendencia alcista en la primera parte del año. 

Detalle gráfico de la tendencia de la cotización del índice S&P500.

Analizando el gráfico de cotización del índice S&P500

Ese es precisamente el caso actual. El índice más amplio y representativo a nivel mundial de la Renta Variable, el SP 500, acumula una revalorización anual en los momentos actuales de +12%. Tras marcar numerosos máximos históricos consecutivos y acumular una subida desde los mínimos de la pandemia de 2020 de nada más y nada menos que del +90%.

Es indiscutible que la tendencia actual del mercado es alcista, pero también lo es el hecho de que los mercados, por su naturaleza, desarrollan sus tendencias con impulsos y correcciones. Ya que vemos, por el momento, una mínima corrección proporcional al tramo alcista desplegado está por acontecer.

Luego las primeras razones para mostrarnos cautos con los niveles de precios actuales serían el alto grado de sobrecompra alcanzado, junto a el factor negativo de estacionalidad, que, desde mayo hasta el último trimestre del año, suele caracterizar a los comportamientos bursátiles.

Otras amenazas a vigilar

Dicho lo anterior, vemos indispensable comentar algunas otras amenazas a vigilar. En el corto plazo podrían constituirse como fuente de volatilidad de las bolsas:

  1. La primera preocupación es el punto de mira de los inversores. Lo constituyen los indicios de presiones inflacionistas que están apareciendo en los mercados. Es cierto que la aparición de una inflación moderada y transitoria está descontada en los precios, pero el problema pudiera acontecer si los apellidos “moderada y transitoria”, no se adecuasen finalmente a el comportamiento final de esta variable.
  2. Por un lado, tenemos el impresionante repunte en los precios de las Commodities, que según el Índice Bloomberg se encuentran en sus niveles más altos desde agosto de 2015.
  3. En algunas importantes materias primas, como el cobre, por ejemplo, se empieza a hablar de agotamiento de existencias en los próximos meses. Pero, mientras tanto otras (hierro, madera, etc..) están mostrando subidas vertiginosas. Es indudable que esta subida en los precios de las materias primas va a ser repercutido a los precios finales de los bienes. Tendremos que permanecer muy atentos a la manera y el ritmo en que este acontecimiento tenga lugar.
Detalle gráfico de la tendencia de la cotización del cobre.

Vemos que:

  • La primera Call se compra por 14.00 USD y se vende la segunda en 6.00USD. Por lo cual nos cuesta 8.00 USD en total. Tomando en cuenta el multiplicador de 50, tenemos que desembolsar 400 USD. 
  • Se trata, pues, de un spread de débito, nos cuesta dinero. La posición es alcista y el spread está por encima de donde se encuentra el mercado en ese momento, OTM (out-of-the money), fuera del dinero.

¿Qué datos nos da la economía norteamericana?

Por el momento, el consenso del mercado descuenta que la FED no tocará los tipos de interés hasta 2023, pero esto podría cambiar si el esperado repunte en la inflación no fura ni moderado ni transitorio. En ese sentido, los datos muestran que la economía norteamericana, locomotora a nivel mundial, está disparándose con el PIB del primer trimestre creciendo a tasas del +6,4%, y ritmos del +10% esperados para el segundo.

Es un hecho que las economías se están recuperando mucho más rápido de lo esperado. Las realistas declaraciones de la actual presidenta del tesoro de EEUU, Janet Yellen, en relación a que podría ser necesario subir los tipos a media que la economía se recupera, es una señal que no podemos obviar.

Por otro lado, también es un hecho que los actuales niveles máximos de la renta variable vienen apoyados por unos muy buenos resultados empresariales. Con el 90% de los resultados de las empresas del SP 500 ya publicados, el 80% de los mismos han quedado por encima de lo esperado, en media un 20% más. Estas cifras también son récord, pero muy probablemente ya estén descontadas en los altos niveles de precios actuales. El PER del SP 500 se sitúa por encima de las 40 veces, cuando su media histórica se sitúa en torno a las 16 veces. Una vez pasada la temporada de resultados, puede quedar poco más positivo que descontar por los mercados, en el inmediato corto plazo.

¿Qué otras amenazas hay en esta situación?

Finalmente, otro elemento de preocupación en el corto plazo, lo constituye la anunciada subida de impuestos en EEUU, a través de mayores impuestos de sociedades a las empresas. También con el impuesto personal sobre la renta de los ciudadanos. El tipo máximo de lo que equivaldría a nuestro IRPF en EEUU es en la actualidad del 37%, y la propuesta presentada es subirlo hasta el 39,6%, para el año próximo. Todo ello podría inducir a ventas en la segunda parte del año, para así materializar plusvalías, que de otro modo se verían afectadas por esta subida de impuestos.

Por otro lado, tenemos el impuesto de sociedades en EEUU. Actualmente se encuentra en el 21% de los beneficios de las sociedades, mientras que la propuesta del presidente Biden es elevarlo hasta el 28%. Esto reduciría notablemente los niveles de Beneficios por Acción esperados, en un mercado ya con unos múltiplos de PER disparados.

¿Cómo valoramos entonces la cotización del índice S&P500?

Todo lo anterior nos hace ser cautos con respecto de la evolución de los mercados a corto plazo, sin olvidar que su actual tendencia continua siendo alcista. Una consolidación de las subidas, bien de forma lateral consumiendo tiempo, bien en forma correctiva, se constituye desde nuestro punto de vista, en un escenario bastante probable. En estas típicas fases de consolidación, se suele producir una reorganización, o rotación de carteras, en las que los valores tipo “Value”, y los relacionados con Materias Primas, lo hacen mejor que los valores de crecimiento, que han protagonizado las subidas en el actual tramo alcista de los mercados.


Los comentarios realizados en este artículo han sido realizados por un colaborador externo de iBroker. Las operaciones planteadas y el material suministrado tienen fines meramente formativos que, en ningún caso, constituyen un asesoramiento profesional, una propuesta de inversión o una recomendación operativa. iBroker Global Markets Sociedad de Valores, S.A. no se responsabiliza de las consecuencias de la información difundida ni puede asegurar que la información sea exacta y/o completa.

Los Futuros y las Opciones también son instrumentos complejos y presentan un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Los Futuros y las Opciones no cuentan con la protección de saldo negativo y las pérdidas podrían exceder el saldo depositado en su cuenta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies