Los registros de trading y Mao Tse-tung

Hablando con Alexander Elder, el autor de «Vivir del Trading»,  nos dijo para Hispatrading: Muéstrame un trader con buenos registros de trading y te mostraré un buen trader, muéstrame un trader con malos registros de trading y te mostraré un mal trader.

¿Son tan importantes de verdad los registros de trading que llevamos? Parece que sí. Unos registros exactos nos ayudan a entender qué está pasando, nos ayudan a aprender de nuestros errores y, por supuesto, nos ayudan a no hundirnos en ellos. Un jugador sólo hablará de sus ganancias y no hará caso, ni hablará, de sus pérdidas. El síndrome de jugador fanfarrón le hará caer en eso pudiendo llevarle a arriesgar más de lo debido, ya que literalmente se olvidará de sus pérdidas. En los mercados podría pasarnos igual.

Para que veamos las consecuencias de esto hemos tenido a lo largo de la historia ejemplos que nos han enseñado que no llevar registros exactos siempre trae problemas serios, a veces tragedias. Una de ellas se vivió a finales de los años 50 en la China de Mao Tsé-tung. La política del Gran Salto pretendía llevar la china agrícola tradicional a una moderna e industrializada. Para esto se tomaron una serie de medidas que intentaron conseguir precisamente esto. Al margen de la opinión política que cada uno pueda tener, el acontecimiento siguiente es un hecho, por lo que no debería molestar a nadie. Al fin y al cabo, los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla. Que no seamos nosotros en nuestras operaciones, ni mucho menos un país o funcionario el que repite lo siguiente.

Mao ordenó que se aumentara la producción exponencialmente. Al margen de las medidas que se adoptaron o la forma en que se intentó hacer esto lo que queremos destacar es lo que sucedió. Los funcionarios bajo el miedo o compromiso de no llegar a cumplir las expectativas impuestas empezaron a manipular los informes de producción. Cada funcionario superior que iba recibiendo el informe exageraba aún más los datos que le había entregado el anterior. Como resultado de esto se acabó entregando al gobierno una cifra de producción de cereales un 50% superior a lo que en realidad se había conseguido para el año 1958. Como consecuencia de estos registros inexactos el gobierno exportó más cantidad de cereales de los que podía en realidad. El resultado fue una gran hambruna que dejó millones de muertos. Obviamente, en una realidad tan compleja como un país un efecto no tiene una sola causa, pero es notable ver siempre que unos registros tan inexactos llevan consecuencias terribles.

Sirviendo el ejemplo, que nos habla de la importancia de los registros podemos entender algo en el trading. El día no termina cuando cerramos la plataforma, sino que termina cuando hemos acabado de registrar la última operación.

Alexander Elder cuenta como él tiene varios diarios de trading. Uno para las operaciones pudiendo visualizar el gráfico que estaba observando cuando realizó la operación, otro psicológico en el que plasma cómo estaba cuando hizo el trade y otro puramente numérico en el que analiza el resultado.

Bueno, quizá baste con poner un “pantallazo” del trade y su evolución, con el resultado de la operación. De esta forma podemos analizar si seguimos bien nuestro sistema o metodología o por el contrario nos inventamos la operación, improvisando. Es cierto, que podrás observar que con el mercado cerrado verás cosas que no veías cuando estabas en medio de un trade. Así que merece la pena, “invertir” un poco de tiempo al final de la sesión para registrar las operaciones y de esta forma no dejarnos llevar por los errores.

Alejandro de Luis