Año convulso para la Lira Turca

Lo cierto que la lira turca es una de las divisas que peor comportamiento está teniendo contra el dólar en 2017, Un 13% en lo que va de año.

De hecho, lleva un año bastante convulso.

Ya en enero, debido al clima de inestabilidad política, se añadió la ralentización de su economía y la oleada de atentados que llevaron al par a mínimos históricos: 3.90 Liras. Por lo que se preveía que, ante la elevada inflación y la depreciación de su divisa, el banco central turco tomase alguna medida para evitar que la inflación se fuese de su objetivo y evitar la fuga de capitales.

Durante el resto del año, la lira se ha ido recuperando hasta alcanzar niveles de 3.40 liras pero de nuevo en octubre, asistimos a un conflicto diplomático entre USA y Turquia, suspendiendo tanto por parte de uno y otro país los visados de entrada, que provocó un Flash Crash en la lira turca llegando a perder en unos segundos +7% y de nuevo volviendo a mínimos, los 3.90 liras.

Lira turca

No es descartable, si en USA continúan normalizando su política monetaria, que los emergentes sufran y veamos el par en niveles de 4 Liras en las próximas semanas.

Y la situación viendo que en un mes no se ha revertido, el Banco Central de Turquia no ha tenido más remedio que intervenir para frenar la depreciación de su divisa, retirando de circulación 5300M de liras, inyectando en el mercado 1400 millones de dólares lo que en la práctica es reducir en cinco puntos, del 60 al 55 por ciento, la cantidad de moneda extranjera que los bancos pueden salvaguardar para de esta forma estabilizar su divisa. Veremos si finalmente lo consigue, lo cierto es que a principios de Noviembre ya se dejó frente al dólar un 0.73% y un 0.40% con el euro, por lo que no es descartable, si en USA continúan normalizando su política monetaria, que los emergentes sufran y veamos el par en niveles de 4 Liras en las próximas semanas.